Saltar al contenido

Disfruta de la experiencia culínaria de comer calçots en Zaragoza

Índice

    Descubre los sabores de la temporada de calçots en Zaragoza

    En los primeros meses del año, cuando el frío se hace presente, la tentación de comer calçots en Zaragoza se vuelve irresistible. Estos delicados manjares, originarios de la gastronomía catalana, tienen su temporada álgida en enero, febrero y marzo. Esta peculiar variedad de cebolla, cultivada con esmero para obtener una forma alargada perfecta, se convierte en protagonista de reuniones familiares y encuentros con amigos, tradicionalmente asados a la brasa y acompañados de la deliciosa salsa romesco.

    Explora la variedad de restaurantes especializados en calçots en Zaragoza

    Pero en el mundo culinario, la innovación nunca cesa, y ahora puedes disfrutar de los calçots de formas diversas en restaurantes de todo el país, incluyendo la encantadora ciudad de Zaragoza. Aquí te presentamos una selección de establecimientos especializados en calçotadas, donde la calidad del producto es la máxima prioridad:

    Asador Fajardo (Avenida de Montañana, 244)

    En este asador, la brasa es el protagonista indiscutible durante la temporada de calçots, que va de jueves a domingo. Su menú especial para dos personas gira en torno a una teja que llega a tu mesa, cargada de tentaciones. Luego, podrás degustar caracoles y elegir entre medio kilo de jugosas chuletillas de ternasco o un suculento chuletón. El postre y el café también están incluidos en esta experiencia culinaria por un precio de 50 euros.

    Restaurante El Cerdo (Calle del arzobispo apaolaza, 6)

    Ubicado cerca de la Plaza San Francisco, este establecimiento ofrece variados menús con platos típicos de la región. Durante la temporada de calçots, El Cerdo incorpora este manjar en su menú, presentado sobre papel de periódico, junto a costillas de ternasco a la brasa con patatas y crema catalana de postre, todo por un precio tentador de 32 euros.

    Restaurante Maza Etxea (Calle de Manuel Lasala, 44)

    Aunque predominan los sabores de la cocina vasca en sus fogones, en Maza Etxea también tienen cabida productos de otras regiones, como los calçots de Valls. La calidad de la materia prima y su esmerada presentación lo convierten en uno de los destinos imperdibles para los amantes de esta delicia. Por 34 euros, disfrutarás de una teja de calçots y segundos a elegir, que van desde entrecot a la parrilla hasta chuletón de vaca madurada, acompañados por una irresistible crema catalana.

    Restaurante Mas Torres (Calle de Francisco de Vitoria, 19)

    Situado en pleno corazón de Zaragoza, este restaurante ofrece una amplia variedad de carnes, pescados, mariscos, vinos y productos típicos de la región, con los sabrosos calçots en el centro de atención. Su ubicación privilegiada lo convierte en el lugar perfecto para disfrutar de esta delicia. La teja de calçots en su carta tiene un precio de 15 euros.

    Si te encuentras en Zaragoza durante los meses de enero, febrero o marzo, no puedes dejar pasar la oportunidad de vivir la experiencia culinaria de comer calçots en estos selectos establecimientos. El sabor auténtico y la calidad de los ingredientes te garantizan un festín inolvidable. ¡Anímate a descubrir la versatilidad de este manjar en la capital aragonesa!

    Ajustes