Saltar al contenido

Arroz con Calçots al estilo vegetal y su irresistible Salsa Romesco

arroz con calçots
Índice

    Arroz, Calçots y Romesco: Una aventura culinaria épica

    ¡Prepárate para un viaje culinario inolvidable con este arroz vegetal con calçots y salsa romesco! Esta receta no es solo un plato; es una aventura gastronómica que lleva el humilde calçot a nuevas alturas de delicia. Ideal para impresionar a tus amigos, familiares, o incluso a ese vecino curioso que siempre está espiando qué cocinas. Vamos, que este arroz tiene más personalidad que un concursante de reality show en busca de fama.

    Ingredientes para una expedición de 4 valientes:


    350-400 gr. de arroz bomba: El superhéroe de los arroces, capaz de absorber todo el sabor sin perder su compostura.
    18 calçots: Nuestros protagonistas, listos para una transformación al horno que los hará más irresistibles que el último chisme de la farándula.
    La banda vegetal: 1 cebolla, 1 puerro, ½ pimiento rojo, y 1 diente de ajo, todos preparados para dar sabor y textura a nuestra aventura culinaria.
    300-400 gr. de llanega blanca (o tu seta favorita): Porque en toda historia épica debe haber un personaje misterioso.
    1 ½ litro de caldo de verduras: El elixir mágico que unirá todos los sabores.
    Sal, pimienta negra, y aceite de oliva virgen extra: Los básicos que nunca pueden faltar.
    Salsa romesco: La guinda del pastel, una salsa tan buena que querrás escribirle poemas.
    ¡Al ataque!

    Preparación arroz con calçots


    Preparación de los calçots: Nuestros valientes calçots se someten a un spa de horno a 180 ºC, salen rejuvenecidos y listos para el show.
    El sofrito de los valientes: Cebolla, puerro, y pimiento rojo se tiran al ruedo en una paella con aceite, saltando y bailando hasta quedar pochados.
    La intriga de las setas y el arroz: Añade las setas y el ajo para un twist en la trama, seguido por el arroz, que se une a la fiesta absorbiendo todos los sabores.
    El caldo de verduras entra en escena: Vierte el caldo caliente y deja que el arroz cocine, absorbiendo la esencia de nuestra historia culinaria.
    Los calçots al horno hacen su gran entrada: Añádelos sobre el arroz casi al final, como estrellas que son, para calentarse y aportar su sabor único.
    Aderezos finales: Corona el plato con puerros chips fritos y esa salsa romesco que hará que todos se pregunten, “¿Por qué no se me ocurrió antes?”


    Notas del chef:


    Arroz: Si es plato único, 100 gr. por cabeza; si hay más actos en este festival culinario, ajusta las cantidades.
    Setas: Cambia la llanega por níscalos, rovellons, ceps, champiñones, o portobello según el reparto de tu mercado local.
    Caldo y setas: Las cantidades son guías, no leyes; ajusta según tu gusto.
    Preparativos: Los calçots y la salsa romesco pueden prepararse con anticipación, para que los sabores se intensifiquen como un buen drama.


    Y para los celíacos:


    Asegúrate de que todos los ingredientes sean libres de gluten, porque en esta historia, queremos un final feliz para todos.

    Así que, ahí lo tienes, una receta de arroz con calçots y salsa romesco que es más entretenida que tu serie favorita. Y recuerda, la cocina es como la vida: un poco de humor y amor por los detalles hacen que todo sepa mejor. ¡Buen provecho!

    Ajustes