Saltar al contenido

Receta de Paté de Calçots

pate de calçots
Índice

    El paté de calçots: Una aventura untuosa en el reino de las cebollas

    ¿Estás listo para embarcarte en una aventura culinaria que te llevará directo al corazón de Cataluña, sin necesidad de salir de tu cocina? ¡Prepárate para convertirte en el héroe o heroína de los aperitivos con una receta que transformará tu visión de las cebollas! Te presentamos el paté de calçots, una delicia que promete elevar tu estatus de chef amateur a guardián(a) del secreto mejor guardado de las tradiciones catalanas.

    Los calçots, esos seres alargados y tiernos, no solo están hechos para ser devorados tras una batalla campal en una calçotada, con tu babero como única armadura y una copa de vino como tu espada. No, amigo mío, estos nobles vegetales también tienen un lado sofisticado, uno que está listo para untarse con elegancia sobre tu pan tostado. Así que, ponte tu delantal como si fuera una capa de superhéroe, ajusta tu corona de chef y prepárate para crear un paté de calçots que podría hacer que incluso el más serio de los comensales suelte una carcajada de placer.

    Ingredientes para paté de calçots:

    10-12 calçots (dependiendo del tamaño)
    100 gr de queso crema (puede ser de cabra para darle un sabor más intenso)
    50 ml de aceite de oliva virgen extra
    Sal y pimienta negra al gusto
    Unas gotas de zumo de limón (opcional)
    Hierbas frescas al gusto (como perejil, cebollino o tomillo para decorar)

    Instrucciones:

    Limpiar y preparar los calçots:

    Lava bien los calçots y pélalos para quitarles la capa exterior más fibrosa. Córtalos en trozos para facilitar su cocción.

    Asar los Calçots:

    Precalienta el horno a 200°C.
    Coloca los calçots en una bandeja para hornear, rocíalos con un poco de aceite de oliva y sazona con sal.
    Ásalos en el horno durante 20-25 minutos o hasta que estén tiernos y ligeramente caramelizados. Deja que se enfríen un poco antes de manipularlos.

    Preparar el paté:

    En un procesador de alimentos, combina los calçots asados con el queso crema, el aceite de oliva, una pizca de sal y pimienta negra al gusto. Si te gusta, puedes añadir unas gotas de zumo de limón para dar un toque de frescura.
    Procesa hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Si está demasiado espeso, puedes añadir un poco más de aceite de oliva para ajustar la textura.

    Finalizar:

    Prueba y ajusta la sazón con más sal, pimienta o limón si es necesario.
    Sirve el paté en un bol, decora con hierbas frescas picadas y un chorrito de aceite de oliva.

    Servir:

    Este paté de calçots es perfecto para untar en pan tostado, como relleno de canapés o como parte de una tabla de quesos y embutidos. Su sabor único y textura cremosa lo convierten en un aperitivo sorprendente y delicioso.

    ¿Puedo usar otro tipo de queso que no sea de cabra para el paté?

    Sí, puedes utilizar cualquier queso crema suave que prefieras. El queso de cabra aporta un sabor intenso y ligeramente ácido, pero puedes optar por queso crema tradicional o incluso variantes con hierbas para un sabor diferente.

    ¿Es necesario asar los calçots antes de hacer el paté?

    Asar los calçots es un paso importante para desarrollar el sabor dulce y ahumado característico de esta receta. Sin embargo, si prefieres una variante más suave, puedes saltearlos a fuego medio-bajo hasta que estén tiernos.

    ¿Cuánto tiempo puedo conservar el paté de calçots en la nevera?

    El paté de calçots se puede conservar en un recipiente hermético en la nevera durante 3-5 días. Asegúrate de que esté bien tapado para mantener su frescura y evitar que absorba olores de otros alimentos.

    ¿Puedo congelar el paté de calçots?

    Generalmente, no se recomienda congelar el paté de calçots debido a que el queso crema puede separarse o cambiar de textura al descongelar. Para disfrutar de su mejor sabor y textura, consúmelo fresco.

    ¿Qué puedo hacer si mi paté queda muy espeso?

    Si el paté queda demasiado espeso para tu gusto, puedes ajustar la consistencia añadiendo un poco más de aceite de oliva virgen extra mientras procesas la mezcla. Hazlo gradualmente hasta alcanzar la textura deseada.

    ¿Hay alguna variante vegana para esta receta?

    Sí, para hacer una versión vegana del paté de calçots, puedes sustituir el queso crema por un queso crema vegano o por anacardos previamente remojados y luego procesados hasta obtener una consistencia cremosa. Asegúrate de ajustar los condimentos a tu gusto.

    ¿Con qué puedo acompañar el paté de calçots?

    Este paté es versátil y puede acompañar panes tostados, crackers, verduras crudas en bastones, o ser utilizado como relleno en sándwiches. También es un excelente complemento para tablas de quesos y embutidos.

    Espero que estas preguntas y respuestas te sean útiles y te animen a probar esta deliciosa receta. ¡Disfruta cocinando y compartiendo este paté único con tus seres queridos!

    Ajustes