Saltar al contenido

Deliciosa receta de crema de calçots para saborear en casa

receta de crema de calçots

La receta de crema de calçots es una deliciosa opción para disfrutar en casa. En primer lugar, se preparan los calçots limpiándolos y cortándolos. Luego, se sofríen con aceite de oliva. A continuación, se elabora la crema agregando caldo de verduras o agua y otros ingredientes. Todo se tritura en la batidora hasta obtener una textura suave. Para presentarla, se sugiere servir con picatostes, salsa romesco y un toque de cebollino. También se pueden personalizar añadiéndole diferentes ingredientes. Además, en el artículo se abordan otras variedades de cremas de verduras y diferentes usos de los calçots.

receta crema de calçots, crema de calçots, crema de calsots, calçots sobrantes
receta crema de calçots, crema de calçots, crema de calsots, calçots sobrantes
Índice

    Preparación de los calçots

    La preparación de los calçots es fundamental para obtener una deliciosa crema. A continuación, te explicaré cómo limpiar y cortar los calçots, así como también cómo sofreírlos con aceite de oliva para potenciar su sabor.

    Limpieza y corte de los calçots

    Para comenzar, limpia cuidadosamente los calçots eliminando la primera capa de piel y cortando las raíces. Luego, corta la parte verde superior dejando únicamente la parte blanca y tierna de los calçots. Recuerda lavarlos adecuadamente.

    Sofreír los calçots con aceite de oliva

    Después de limpiar los calçots, es momento de sofreírlos con un buen chorrito de aceite de oliva. Pon una sartén a fuego medio-alto y añade los calçots. Cocínalos hasta que estén tiernos y ligeramente dorados, removiéndolos de vez en cuando para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme.

    Elaboración de la crema de calçots

    Agregar caldo de verduras o agua y otros ingredientes

    Una vez que los calçots están sofritos con aceite de oliva, es momento de darle sabor a nuestra crema. Para ello, añadimos caldo de verduras o agua, junto con el resto de los ingredientes. Esta mezcla le dará textura y un rico sabor a nuestra crema de calçots. Es importante dejar que los ingredientes se mezclen y se cocinen a fuego lento durante unos minutos para que los sabores se fusionen adecuadamente.

    Triturar en la batidora

    Cuando todos los ingredientes estén bien cocidos y haya pasado el tiempo necesario para que los sabores se potencien, es momento de triturar la mezcla en la batidora. Esto nos permitirá obtener una crema suave y homogénea, perfecta para disfrutar de todos los sabores de los calçots y otros ingredientes.

    Una vez que nuestra crema esté lista, podemos servirla caliente y agregarle un toque de decoración. Recomendamos servir la crema de calçots con picatostes por encima, así como añadir salsa romesco y algunas ramitas de cebollino para darle un toque de frescura y presentación.

    Opciones de presentación y decoración

    Una de las mejores formas de servir la deliciosa crema de calçots es acompañarla con picatostes crujientes, salsa romesco y delicadas ramitas de cebollino fresco. Estos elementos añaden textura y sabor a la crema, aportando un toque extra de sofisticación a la presentación del plato.

    Servir con picatostes, salsa romesco y cebollino

    Los picatostes, esos pequeños cubos crujientes de pan tostado, se convierten en el complemento perfecto para la cremosidad de la crema de calçots. También puedes añadir cucharadas de salsa romesco, una salsa típica de la región catalana, que combina tomate, pimiento, ajo, almendras y aceite de oliva, brindando un toque de sabor mediterráneo que realza aún más la crema. Para finalizar, agrega unas ramitas de cebollino fresco, que aportarán un toque de color y un sutil sabor a cebolla

    Trucos y consejos para personalizar la crema

    • Para darle un toque diferente a la crema de calçots, puedes añadir especias como el orégano, que le proporcionará un toque aromático adicional.
    • Si te gusta el sabor a frutos secos, prueba a agregar almendras picadas a la crema durante la cocción.
    • Los amantes del queso pueden optar por espolvorear queso parmesano vegano por encima de la crema antes de servirla.
    • Si deseas una textura más cremosa, puedes sustituir el caldo de verduras por nata líquida vegetal.

    Experimenta y juega con estos ingredientes y consejos para personalizar tu crema de calçots y sorprender a tus comensales con sabores únicos y originales.

    Variaciones de cremas de verduras y otros usos de los calçots

    La crema de calçots es solo una de las muchas opciones deliciosas que se pueden preparar con estos sabrosos vegetales. A continuación, te presentamos algunas variaciones de cremas de verduras que puedes explorar:

    • Crema de lombarda: una opción colorida y llena de sabor. Puedes combinar la lombarda con patatas, cebolla, caldo de verduras y especias para obtener una crema reconfortante.
    • Crema de remolacha: ideal para los amantes de los sabores intensos. La remolacha aporta un característico color rojo y puedes combinarla con patatas, cebolla, caldo de verduras y un toque de crema de leche.
    • Crema de alcachofa: una opción delicada y sofisticada. Las alcachofas aportan un sabor suave y puedes combinarlas con patatas, cebolla, caldo de verduras y un toque de vino blanco.
    • Crema de castañas: perfecta para los meses de otoño e invierno. Las castañas aportan un sabor dulce y puedes combinarlas con patatas, cebolla, caldo de verduras y especias como la nuez moscada.

    Pero las opciones no se limitan a las cremas. Los calçots también se pueden usar en otras preparaciones culinarias, como por ejemplo:

    • Tortilla de bacalao y calçots: una deliciosa combinación de sabores mediterráneos. Puedes agregar calçots rehogados a una clásica tortilla de bacalao para darle un toque diferente y sorprendente.

    Atrévete a experimentar con estas variaciones y descubre nuevas formas de disfrutar de los calçots. ¡Tu paladar te lo agradecerá!

    Categorización de la receta y otras elaboraciones con calçots

    La crema de calçots se encuentra dentro de varias categorías en el blog de recetas de cocina. En primer lugar, se clasifica como una receta de ‘Ensaladas y Verduras’, ya que los calçots son una variedad de cebolla cultivada en Cataluña y se utilizan como ingrediente principal en esta crema. También se incluye en la categoría de ‘Platos de Cuchara’, debido a su textura cremosa y reconfortante, perfecta para disfrutar en épocas frías.

    Otra categoría en la que se encuentra la crema de calçots es la de ‘Recetas con AOVE’ (Aceite de Oliva Virgen Extra), ya que se utiliza este tipo de aceite en el proceso de sofreír los calçots, dándole un sabor más intenso y característico. Por último, se clasifica como una receta ‘Sin Gluten’, ideal para aquellas personas que siguen una dieta libre de gluten.

    Además de la crema de calçots, se mencionan otras deliciosas cremas de verduras en el blog, como la de lombarda, remolacha, alcachofa y castañas. Estas opciones brindan variedad y permiten disfrutar de diferentes sabores y texturas en cada ocasión.

    Por otro lado, se destaca que los calçots también se pueden utilizar en otras elaboraciones culinarias, como la famosa Tortilla de bacalao y calçots. Esta combinación ofrece una forma creativa y deliciosa de disfrutar de estos ingredientes exclusivos de Cataluña.

    Experiencia de los usuarios y posibilidad de decoración adicional

    Los usuarios que han probado esta receta de crema de calçots han quedado encantados con su sabor y textura. Muchos destacan lo fácil que es de preparar y lo espectacular que queda el resultado final. Además, coinciden en que es una excelente forma de aprovechar los calçots sobrantes de una calçotada.

    En cuanto a la decoración, existen múltiples posibilidades para añadir un toque especial a la presentación de esta deliciosa crema. Algunas sugerencias incluyen espolvorear orégano o hojas de perejil picadas por encima, añadir nueces troceadas para darle un toque crujiente, o espolvorear queso parmesano vegano rallado para aportar un sabor extra. Incluso se puede freír tiras finas de calçot y utilizarlas para decorar el borde del plato, añadiendo un aspecto visualmente atractivo.

    Así que, si estás buscando una forma deliciosa y original de disfrutar de los calçots, no dudes en probar esta receta de crema. La experiencia de los usuarios y las posibilidades de decoración adicional sin duda te sorprenderán.

    ¡Comienza a crear tu propia crema de calçots y experimenta la unión perfecta de sabor y nutrición en cada cucharada!

    Ingredientes:

    1. Calçots frescos (aproximadamente 10-12 unidades)
    2. 2 patatas medianas, peladas y cortadas en trozos
    3. 1 cebolla mediana, picada
    4. 2 dientes de ajo, picados
    5. 1 litro de caldo de verduras
    6. 200 ml de nata líquida
    7. Aceite de oliva virgen extra
    8. Sal y pimienta al gusto
    9. Opcional: cebollino picado para decorar

    Pasos:

    1. Preparación de los Calçots:
      • Lava los calçots para eliminar la suciedad.
      • Asa los calçots en una parrilla o directamente sobre una llama hasta que la piel esté bien quemada y la parte interior esté tierna. Esto le dará un sabor ahumado característico.
    1. Salteado Inicial:
      • En una cazuela grande, calienta un poco de aceite de oliva.
      • Agrega la cebolla y el ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes.
    1. Cocción de las Patatas:
      • Añade las patatas cortadas en trozos a la cazuela y revuelve para que se impregnen de los sabores.
    1. Añadir los Calçots:
      • Pela los calçots asados y córtalos en trozos. Agrégalos a la cazuela junto con las patatas y la cebolla.
    1. Cocción y Deglasado:
      • Vierte el caldo de verduras en la cazuela y lleva a ebullición.
      • Reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas y cocidas.
    1. Trituración y Mezcla:
      • Con una batidora de mano, tritura la mezcla en la cazuela hasta obtener una textura suave y homogénea.
    1. Añadir la Nata:
      • Vierte la nata líquida en la cazuela y revuelve bien para mezclar.
    1. Sazonar y Rectificar:
      • Agrega sal y pimienta al gusto. Prueba y ajusta los condimentos según tus preferencias.
    1. Servir y Decorar:
      • Sirve la crema de calçots caliente en platos individuales.
      • Opcional: Decora con cebollino picado en la parte superior para dar un toque de frescura.

     

    La crema de calçots es un auténtico deleite culinario que combina el sabor ahumado de los calçots asados con la cremosidad de las patatas y la nata. Con esta receta, podrás crear un plato reconfortante y nutritivo que captura la esencia de la temporada de calçots y resalta la riqueza de la cocina catalana. Acompaña tu crema de calçots con un toque de cebollino picado y disfruta de un festín de sabores en cada cucharada.

    Otra versión de la receta para aprovechar calçots sobrantes

    Además de utilizar calçots crudos, otra opción deliciosa para hacer una crema de calçots es aprovechar los sobrantes de una calçotada. Esta versión es una excelente manera de evitar desperdiciar los calçots y disfrutar de un plato reconfortante.

    Para esta receta, necesitarás 300 gramos de calçots sobrantes, aceite de oliva y 2 patatas. Comienza lavando los calçots y pelando las partes verdes. Pelar y lavar las patatas, luego trocear todos los calçots y hervirlos en una olla con agua y sal.

    A continuación, en una sartén con aceite de oliva, rehoga las patatas y los calçots. Añade sal y pimienta al gusto y agrega el agua de cocción de los calçots. Deja hervir durante aproximadamente 20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas y los sabores se hayan fusionado.

    Una vez listo, bate todos los ingredientes juntos hasta obtener una crema suave y homogénea. Esta deliciosa versión de la crema de calçots te permitirá disfrutar de los sabores intensos de los calçots de una manera diferente y creativa.

    Aquí os dejamos otra receta de crema de calçots gracias a “Cocina Con Jairo

     

    Ajustes