Saltar al contenido

Sabrosa receta de croquetas de calçots para disfrutar en casa

croquetas de calçot, receta de croquetas de calçot, croquetas catalanas de calçot, cómo hacer croquetas de calçot, calçots en croquetas, croquetas con sabor a calçot, cocina tradicional catalana, croquetas caseras de calçot, croquetas crujientes de calçot, delicia culinaria con calçot, aperitivo con calçots, receta de croquetas con cebolla tierna, sabores de la calçotada en croquetas, calçots asados en croquetas, gastronomía de cataluña
Las croquetas de calçots son una opción deliciosa y fácil de preparar. Los calçots se asan en el horno, se pelan y cortan en trozos pequeños. Luego se saltean con harina, leche, sal, pimienta y nuez moscada, cocinándolos durante diez minutos. La mezcla se tritura y se deja enfriar. Después, se forman las croquetas, se pasan por huevo batido y pan rallado, y se fríen en aceite caliente. Pueden acompañarse con una ensalada y salsa romesco. Una delicia culinaria para disfrutar en cualquier ocasión y aprovechar esos calçots sobrantes.
croquetas de calçot, receta de croquetas de calçot, croquetas catalanas de calçot, cómo hacer croquetas de calçot, calçots en croquetas, croquetas con sabor a calçot, cocina tradicional catalana, croquetas caseras de calçot, croquetas crujientes de calçot, delicia culinaria con calçot, aperitivo con calçots, receta de croquetas con cebolla tierna, sabores de la calçotada en croquetas, calçots asados en croquetas, gastronomía de cataluña
croquetas de calçot, receta de croquetas de calçot, croquetas catalanas de calçot, cómo hacer croquetas de calçot, calçots en croquetas, croquetas con sabor a calçot, cocina tradicional catalana, croquetas caseras de calçot, croquetas crujientes de calçot, delicia culinaria con calçot, aperitivo con calçots, receta de croquetas con cebolla tierna, sabores de la calçotada en croquetas, calçots asados en croquetas, gastronomía de cataluña
Índice

    Ingredientes para las croquetas de calçots

    Calçots

    Los calçots son el ingrediente principal de estas deliciosas croquetas. Se asan en el horno durante 25 minutos a 180 grados, luego se pelan y se cortan en trozos pequeños. Estos tiernos y sabrosos puerros asados le darán un sabor único a nuestras croquetas de calçots.

    Harina

    La harina es esencial para espesar la mezcla y lograr una textura perfecta en nuestras croquetas. Añadiremos la cantidad necesaria para obtener una consistencia adecuada que permita dar forma a las croquetas sin que se deshagan.

    Leche

    La leche es un componente fundamental para crear una bechamel suave y cremosa que enriquecerá nuestras croquetas. La cantidad justa de leche será agregada a la mezcla de calçots y harina, cocinándola lentamente para lograr la consistencia deseada.

    Sal

    La sal es un elemento básico en cualquier receta, y no podía faltar en nuestras croquetas de calçots. Añadiremos la cantidad adecuada para realzar el sabor de los demás ingredientes, pero sin excedernos para no enmascarar el sabor natural de los calçots.

    Pimienta

    La pimienta, con su delicado sabor y toque picante, añadirá un toque de profundidad y complejidad a nuestras croquetas de calçots. Recomendamos utilizar pimienta recién molida para obtener un sabor más intenso y fresco.

    Nuez moscada

    La nuez moscada es una especia que aporta un sabor cálido y ligeramente dulce a nuestras croquetas. Con solo una pizca de nuez moscada rallada, lograremos realzar el sabor de los calçots y darles un toque extra de sabor.

    Pan rallado

    El pan rallado es esencial para lograr una textura crujiente y dorada en nuestras croquetas. Utilizaremos pan rallado de calidad para rebozar las croquetas antes de freírlas. Este paso asegurará un exterior crujiente y un interior suave y cremoso.

    Aceite de oliva

    El aceite de oliva será el encargado de freír nuestras croquetas, aportando un sabor característico y un dorado perfecto. Utilizaremos aceite de oliva de buena calidad y temperatura adecuada para obtener unas croquetas doradas y deliciosas. Siguiendo esta receta y utilizando los ingredientes mencionados, podrás disfrutar de unas exquisitas croquetas de calçots, con una textura cremosa por dentro y un exterior crujiente y dorado. ¡Anímate a prepararlas y sorprende a tus comensales con este sabroso plato!

    Preparación de los calçots para las croquetas

    Antes de comenzar a preparar las croquetas de calçots, es necesario realizar la correcta preparación de los calçots que servirán como ingrediente principal de esta deliciosa receta. A continuación, se detallan los pasos para asar y pelar los calçots, así como su posterior corte:

    Asado de los calçots en el horno

    El primer paso para obtener unos calçots tiernos y sabrosos es asarlos en el horno. Para ello, precalienta el horno a 180 grados Celsius y coloca los calçots enteros en una bandeja apta para horno. Deja que se asen durante 25 minutos, hasta que estén bien caramelizados y cocidos en su interior.

    Pelado y corte de los calçots

    Una vez asados, retira los calçots del horno y déjalos enfriar lo suficiente para poder manipularlos. Con cuidado, retira la capa externa quemada de los calçots, pelándolos hasta llegar a la carne blanca y tierna en su interior. A continuación, corta los calçots en trozos pequeños para poder utilizarlos en la preparación de las croquetas.

    Elaboración de la mezcla para las croquetas de calçots

    Salteado de los calçots con harina

    Una vez que los calçots han sido asados y cortados en trozos pequeños, es momento de saltearlos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos la harina, procurando que se tueste ligeramente sin llegar a quemarse. Este paso es fundamental para conseguir una textura y sabor exquisitos en nuestras croquetas.

    Agregado de leche, sal, pimienta y nuez moscada

    Después de saltear los calçots con la harina, es momento de agregar la leche a la sartén. A continuación, añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada para realzar el sabor de la mezcla. Es importante cocinar la mezcla durante aproximadamente 10 minutos a fuego medio, asegurándonos de remover constantemente para evitar que se pegue en el fondo de la sartén.

    Cocinado y enfriado de la mezcla

    Una vez que la mezcla ha cocinado durante el tiempo necesario y ha adquirido una consistencia adecuada, es momento de triturarla para obtener una textura más homogénea. Podemos utilizar una batidora de mano o un robot de cocina para ello. Una vez triturada, dejamos enfriar la mezcla a temperatura ambiente y luego la refrigeramos durante unas horas o incluso durante toda la noche. De esta manera, la mezcla adquirirá más firmeza y será más fácil de trabajar a la hora de formar las croquetas.

    Formación y rebozado de las croquetas de calçots

    Batido de los huevos

    Para comenzar el proceso de formación de las croquetas de calçots, es necesario batir los huevos en un plato hondo. Asegúrate de que los huevos estén bien batidos y mezclados, de manera que se puedan utilizar para el rebozado de las croquetas más tarde.

    Preparación del pan rallado

    En otro plato hondo, coloca el pan rallado. Este será el último paso en el proceso de rebozado de las croquetas. Asegúrate de tener suficiente cantidad de pan rallado para cubrir todas las croquetas.

    Formación de las croquetas con la mezcla

    Una vez que la mezcla de calçots esté fría y bien enfriada, puedes comenzar a dar forma a las croquetas. Toma porciones de la mezcla y moldéala con tus manos, dándole forma de croqueta.

    Paso por huevo batido y pan rallado

    Después de dar forma a las croquetas, toma cada una y pásala por el huevo batido, asegurándote de que esté completamente cubierta. Luego, coloca la croqueta en el plato con pan rallado y presiona suavemente para que se adhiera. Repite este proceso con todas las croquetas. Finalmente, las croquetas de calçots están listas para ser cocinadas. Sigue las instrucciones de fritura adecuadas para obtener unas croquetas crujientes por fuera y suaves por dentro. Recuerda manejarlas con cuidado al freírlas y colocarlas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. ¡Disfruta de estas deliciosas croquetas acompañadas de una deliciosa salsa romesco y una refrescante ensalada como guarnición!

    Fritura de las croquetas de calçots

    Calentamiento del aceite en la sartén

    Para friturar las croquetas de calçots, es necesario calentar el aceite en una sartén lo suficientemente profunda. Se recomienda utilizar aceite de oliva, el cual se calienta a fuego medio-alto. Es importante asegurarse de que el aceite esté lo suficientemente caliente antes de introducir las croquetas, para lograr una fritura uniforme y crujiente.

    Fritura de las croquetas por ambos lados

    Una vez que el aceite esté caliente, se pueden añadir las croquetas de calçots en la sartén con cuidado, evitando aglomeraciones. Se recomienda freírlas durante aproximadamente dos minutos por cada lado, o hasta que adquieran un color dorado y una textura crujiente. Es importante voltear las croquetas para asegurar una cocción uniforme.

    Eliminación del exceso de aceite con papel absorbente

    Una vez que las croquetas estén fritas y adquieran el punto de cocción deseado, se pueden sacar de la sartén y colocar sobre un plato cubierto con papel absorbente. El papel absorberá el exceso de aceite de las croquetas, ayudando a obtener una textura final más ligera y evitando una sensación aceitosa al degustarlas.

    En esta etapa, se debe tener especial cuidado al manipular las croquetas, ya que estarán calientes recién salidas de la fritura. Se recomienda utilizar una espumadera para retirarlas del aceite y un tenedor o pinzas para voltearlas durante la fritura.

    Acompañamientos para las croquetas de calçots

    Ensalada como guarnición

    Para complementar estas deliciosas croquetas de calçots, una opción perfecta es servirlas con una ensalada refrescante. Puedes optar por una mezcla de lechuga, rúcula, tomate cherry y pepino, aliñada con una vinagreta suave de limón y aceite de oliva. La frescura y los sabores contrastantes de la ensalada añadirán un toque ligero y equilibrado al plato.

    Salsa romesco para aderezar las croquetas

    Una salsa romesco es el acompañamiento ideal para potenciar el sabor de las croquetas de calçots. Esta salsa típica de la cocina catalana se prepara a base de tomate, nueces, avellanas, pan tostado, ajo, aceite de oliva y pimiento rojo seco. La combinación de sus ingredientes crea una textura cremosa y un sabor intenso que realza el gusto de las croquetas. Puedes servir la salsa romesco en un cuenco aparte o puedes verterla directamente sobre las croquetas, ¡te aseguramos que será todo un acierto!

    Ajustes