Saltar al contenido

Receta tradicional de tortilla de calçots | ¡Un delicioso manjar catalán!

recetas de calçots, receta calçot, receta de tortilla de calçots, tortilla calçots, tortilla calsots

La receta de tortilla de calçots es una delicia típica de Catalunya. Para prepararla, primero se limpian y cortan los calçots, se cocinan al horno y se envuelven en papel de periódico para que reposen. Luego, se baten los huevos, se mezclan con los calçots cortados, se añade sal y se cocina en una sartén con aceite de oliva. Esta tortilla se puede acompañar con pan tostado con tomate, aceite y sal. También se pueden encontrar otras recetas y variedades de tortillas de calçots.

Índice

    Ingredientes para la tortilla de calçots:

    • Calçots asados (aproximadamente 6-8 unidades)
    • 4 huevos
    • Sal y pimienta al gusto
    • Aceite de oliva virgen extra

    Preparación de los calçots

    Los calçots son una especie de cebolleta típica de Catalunya y uno de los productos más apreciados durante la temporada invernal. Para disfrutar de una deliciosa tortilla de calçots, es importante seguir los pasos de preparación adecuados.

    Limpieza y corte de los calçots

    Antes de comenzar, es necesario limpiar y cortar los calçots correctamente. Retira las capas externas hasta que la cebolleta quede limpia y firme. Luego, corta el extremo de las raíces y la parte superior verde. Asegúrate de desechar las partes no comestibles y conservar solo la parte blanca y tierna de los calçots.

    Cocinando los calçots al horno

    Una vez limpios y cortados, los calçots deben ser cocinados al horno para realzar su sabor. Precalienta el horno a 250 ºC y coloca los calçots en una bandeja apta para horno. Cocínalos durante aproximadamente 15 minutos por cada lado, hasta que estén dorados y tiernos. Este proceso de cocción garantizará una textura suave y sabrosa en la tortilla final.

    Envoltura y reposo de los calçots

    Después de cocinar los calçots, es importante envolverlos en papel de periódico y dejarlos reposar durante algunos minutos. Esta técnica ayuda a que los calçots retengan la humedad y se vuelvan más sabrosos. Mientras reposan, los sabores se intensifican, lo que añade un toque especial a la tortilla de calçots.

    Preparación de la tortilla

    La preparación de la tortilla de calçots requiere de una serie de pasos sencillos pero imprescindibles para obtener un resultado sabroso y jugoso. A continuación, detallaremos cada uno de ellos:

    Batido de los huevos

    En primer lugar, debemos batir los huevos en un recipiente hondo hasta obtener una mezcla homogénea. Es importante asegurarse de que los huevos estén bien batidos para lograr una textura suave en nuestra tortilla.

    Mezcla de los calçots cortados

    Una vez batidos los huevos, procedemos a cortar los calçots en trozos pequeños. Es recomendable cortarlos de manera uniforme para garantizar una cocción homogénea en la tortilla. Luego, añadimos los trozos de calçots a los huevos batidos y los mezclamos cuidadosamente.

    Añadir sal al gusto

    Para realzar los sabores y sazonar nuestra tortilla de calçots, es fundamental añadir sal al gusto. Se recomienda probar la mezcla y ajustar la cantidad de sal de acuerdo a nuestras preferencias personales. Mezclamos bien para asegurar que la sal se distribuya de manera uniforme.

    Cocinando la tortilla de calçots

    Una vez que la sartén esté caliente, se agrega la mezcla de huevos y calçots previamente batidos y cortados en trozos. Asegúrate de distribuirlos de manera uniforme en la sartén para obtener una tortilla de calçots bien equilibrada.

    Es importante dejar que la tortilla se cocine a fuego medio-bajo. Esto permitirá que los ingredientes se cocinen gradualmente y evitemos un exterior demasiado dorado y un interior crudo. Con paciencia, se espera a que la tortilla adquiera consistencia en la base.

    Una vez que la base esté firme y ligeramente dorada, se procede al doblado de la tortilla. Para ello, se utiliza una espátula para despegar los bordes y se dobla con cuidado en tres partes iguales. Esto facilitará que la tortilla se cocine de manera homogénea en su interior.

    Para finalizar, se deja que la tortilla termine de cocinarse durante unos minutos más, hasta que adquiera la textura deseada. Algunos prefieren una tortilla de calçots más jugosa, mientras que otros la disfrutan más bien hecha.

    Este punto de cocción dependerá del gusto personal de cada persona. Una vez la tortilla esté lista, se retira de la sartén y se coloca en un plato para su degustación. Su sabor y textura única resaltarán el delicado sabor de los calçots.

    Para acompañarla, se puede servir con pan tostado con tomate, aceite de oliva y sal, potenciando así su sabor auténticamente mediterráneo. Seguir estos pasos en la cocina garantizará que la tortilla de calçots sea un deleite para los comensales. A

    demás, esta preparación puede ser personalizada al gusto de cada persona, ya sea agregando otros ingredientes o ajustando el punto de cocción. ¡Disfruta de esta deliciosa y tradicional opción culinaria catalana!

    Acompañamientos sugeridos

    La tortilla de calçots es una delicia culinaria que se puede disfrutar aún más con acompañamientos bien elegidos. A continuación, te presentamos algunas opciones que realzan el sabor y la experiencia gastronómica de esta deliciosa receta catalana.

    Pan tostado con tomate, aceite y sal

    Una de las formas más tradicionales y sabrosas de acompañar la tortilla de calçots es con pan tostado con tomate, aceite de oliva y sal. Este clásico aperitivo catalán, conocido como ‘pa amb tomàquet’, consiste en untar una rebanada de pan con tomate triturado, rociarlo con aceite de oliva virgen extra y añadir una pizca de sal. La combinación del crujiente pan tostado con la jugosidad del tomate y el toque de sabor del aceite y la sal se complementa perfectamente con la tortilla de calçots.

    Otras opciones para acompañar la tortilla

    • Salsa romesco: La salsa romesco, hecha a base de tomates, pimientos, almendras y avellanas, es un acompañamiento clásico de los calçots. Su sabor ligeramente picante y ahumado realza el sabor de la tortilla de calçots.
    • Ensalada verde: Una ensalada fresca y crujiente con lechuga, rúcula, espinacas u otras verduras de hoja verde puede ser el complemento perfecto para equilibrar la textura y el sabor de la tortilla.
    • Salsa alioli: El alioli, una salsa emulsionada de ajos y aceite de oliva, aporta un sabor intenso y cremoso que combina muy bien con la suavidad de la tortilla de calçots.
    • Patatas fritas: Si eres amante de los contrastes de texturas, unas patatas fritas crujientes son una excelente opción para acompañar la tortilla. Puedes disfrutar de cada bocado de tortilla con un trozo de patata frita, creando una combinación irresistible.

    Estas son solo algunas ideas para acompañar tu tortilla de calçots. La elección del acompañamiento dependerá de tus gustos personales y de cómo desees complementar los sabores y texturas de esta deliciosa receta catalana. ¡Experimenta y disfruta de esta experiencia culinaria típica de la región!

    5. Recetas relacionadas de calçots

    En esta sección, exploraremos diferentes variedades de tortillas de calçots y otras preparaciones deliciosas con este producto tan característico de Catalunya.

    Variedades de tortillas de calçots

    Además de la clásica tortilla de calçots, existen diferentes formas de combinar este ingrediente con otros sabores para crear variantes aún más sabrosas. Algunas de las variedades más populares incluyen:

    • Tortilla de calçots con queso de cabra: La mezcla del sabor suave y cremoso del queso de cabra junto con la delicadeza de los calçots crea una combinación exquisita.
    • Tortilla de calçots con jamón ibérico: El intenso sabor del jamón ibérico se mezcla a la perfección con la suavidad de los calçots, añadiendo un toque de sofisticación a esta receta tradicional.
    • Tortilla de calçots al ajillo: Incorporar unos dientes de ajo finamente picados a la tortilla de calçots le otorga un sabor aromático y potente, que hará las delicias de los amantes del ajo.

    Otras preparaciones con calçots

    Además de las tortillas, los calçots pueden utilizarse en una amplia variedad de platos deliciosos. Algunas opciones recomendadas son:

    • Salsa de calçots: Esta salsa se elabora mezclando los calçots asados con tomate, pimiento, aceite de oliva y diferentes especias, creando un acompañamiento perfecto para carnes y pescados.
    • Crema de calçots: Ideal para los días más fríos, esta suave y cremosa crema se prepara con calçots asados, caldo de verduras, nata y especias, resultando en un plato reconfortante y lleno de sabor.
    • Ensalada de calçots: Los calçots asados, cortados en juliana, pueden añadirse a una ensalada fresca con lechuga, tomate, queso y aceitunas, creando una combinación única de sabores y texturas.
    Ajustes